Navegando entre promesas y productos: estrategias logísticas para el éxito

Blog

Operación logística propia

En el universo que es la logística, las promesas de valor y la complejidad de los productos plantean desafíos significativos que requieren estrategias logísticas bien definidas (y bien diferentes). Desde garantizar entregas puntuales hasta lidiar con productos altamente complejos, exploramos las consideraciones clave y los pros y contras para tomar decisiones informadas en el dinámico mundo del comercio y la logística.

Promesas de valor: más que palabras, son compromisos adquiridos con el cliente

Cuando se promete al cliente opciones como “elige un horario de entrega” o “entrega a las 6 pm”, surgen desafíos cruciales. La disponibilidad de mensajeros, la velocidad de reacción para la entrega y el cumplimiento de estas promesas son factores cruciales.

La pregunta clave es: ¿delegar a un tercero o tener un driver/domiciliario listo para responder? La respuesta radica entre la habilidad del tercero para responder de manera inmediata o , si es más conveniente tener un driver propio para garantizar la satisfacción del cliente. Si estás ofreciendo entregas con promesas de tiempo muy rápidas, tranquilo, la solución tendrá que ser: Drivers propios.

En el mediano plazo no tendrás como garantizar los tiempos de entrega usando servicios de terceros, no importa que tan bueno sea este tercero. Siempre tendrás casos donde no lleguen los drivers que le solicitaste a ese tercero, o te cancelan, o es un día lluvioso, o es un día festivo, o es muy tarde, o es muy temprano y no hay drivers disponibles, o lo que suena a chiste pero no lo es: es el día en que juega un partido de eliminatorias la selección de tu país y no hay poder humano que haga que un driver freelancer responda a solicitudes. 

Productos altamente complejos, tercerizar o gestionar Internamente

Cuando lidiamos con productos refrigerados, congelados, sobredimensionados o de alto valor, la complejidad se eleva. La decisión de tercerizar o gestionar internamente depende de la naturaleza del producto. Para productos pequeños (refrigerados o congelados) o de alto valor, tener un piloto propio con maleta térmica ofrece control sobre la cadena de frío y ubicación constante. En cambio, para productos sobredimensionados, tercerizar puede ser más rentable y eficiente. Existen empresas que se dedican única y exclusivamente a este tipo de productos.

Te podría interesar «La logística de productos refrigerados y congelados, un gran desafío para la industria»

Pros y contras de estrategias logísticas en la operación

Pros: Al gestionar internamente, puedes estar seguro de que cumplirán tu propuesta de valor, disfrutarás de disponibilidad casi inmediata y tendrás un control total sobre tu operación. Se acaban las excusas de las empresas de transporte. 

Contras: Sin embargo, gestionar internamente conlleva costos ocultos, gastos fijos de personal de transporte y procesos de administración logística interna que debe ser considerada.

En conclusión, la clave está en evaluar cuidadosamente las circunstancias específicas de tu negocio. ¿Priorizas el control absoluto y la respuesta inmediata, o la eficiencia y economía son tus principales objetivos? Conociendo los pros y contras, podrás trazar un camino logístico que se alinee perfectamente con las metas de tu empresa.

Conoce más sobre Velocity Go

Tags :

Blog

Síguenos en: